Carrito
¿Soy lo que como?

¿Soy lo que como?

Seguro alguna vez escuchaste “sos lo que comés”, ¿no? pero … ¿qué tanta verdad hay dentro de ello? ¿Esto es realmente así? Te cuento todo lo que tenés que saber al respecto, y que saques tus propias conclusiones.

Los alimentos como nuestra medicina

Esto es un hecho, si comemos mejor, nuestra salud será mejor. Cuando me refiero a comer mejor, estoy hablando de comer más saludable, lo que significa comer más y mejor, no menos y aburrido. 

Al elegir una alimentación saludable, estamos eligiendo:

Volumen: que lo conseguimos eligiendo frutas y verduras los cuales además de brindarnos una muy buena densidad energética, es decir, un buen aporte de volumen por su alto contenido de agua y bajo aporte de calorías, sino también una innumerable cantidad de micronutrientes esenciales que nos protegen de enfermedades.

Fibra: a través de granos integrales como cereales o legumbres, incluso también frutas y verduras. Este tipo de fibra y nutrientes, prevalecen la fermentación sacarolítica en el intestino, que nos brinda alimento esencial para las bacterias necesarias en el intestino, para reforzar el sistema inmunológico y prevenir enfermedades. Por ejemplo fideos integrales, lentejas, garbanzos, vegetales en ensaladas, al horno, frutas frescas a lo largo del día.

Alimentos que nos proveen hidratos de carbono, proteínas (tanto vegetales como animales) y grasas saludables: haciendo platos completos y saludables, que contengan todos los macro nutrientes que acabo de contarte, no solo para ayudarnos con la saciedad y la saciación dado que retrasan el vaciado gástrico, sino también porque así nos aseguramos de tener todo en un solo plato. Por ejemplo: arroz integral salteado con vegetales y pollo, hamburguesas de garbanzos con ensalada de tomate y cebolla, tarta integral de espinaca, y mucho más.

¿Ves lo que te digo? Comer sano puede ser muy abundante, rico y divertido si cambiamos nuestro pensamiento sobre ello y dejamos de creer que vamos a pasar hambre o sentirnos insatisfech@s.

Ni hablar del impacto en tu salud y bienestar, que sin dudas lo verás reflejado en la inmediatez: mejora la salud gastrointestinal, reforzás tu sistema inmunológico, mejora la salud de la piel, prevenís patologías crónicas, demasiado bueno para vos y tu cuerpo.

La pregunta del millón, ¿podemos comer otras cosas y seguir siendo saludables?

Claro que sí, no hablamos de restricciones, prohibiciones, o eliminación de grupos de alimentos. Si elegimos alimentos saludables la mayor parte del tiempo, y alimentos como una hamburguesa u otros que no tengan las características 100 % saludables mencionadas anteriormente, de manera eventual, seguís siendo saludable. 

Pensalo conmigo, estés buscando mantener tu alimentación saludable o tenés un objetivo como por ejemplo perder grasa o aumentar masa muscular, el tiempo que verdaderamente cuenta es aquel que le dediques la mayor parte, si de 28 comidas (aproximadamente considerado que son 4 comidas por día 7 días a la semana) en 22 hiciste cambios, mejoraste o mantuviste la calidad, trabajaste en las porciones, y en las otras 6 o 4 (las que sean) siguen siendo igual que siempre, igualmente habrá un resultado inevitable, vas a estar más cerca de donde querés estar o de esa versión saludable de vos que te hace bien, y lo mejor de todo es que no dejas de disfrutar nada.

Obvio, que de a poquito podrás empezar a trabajar esas eventualidades, en las porciones y las elecciones pero, ¡sin prohibición!

Por eso, no te preocupes, preocupate por hacer lo mejor posible la mayor parte del tiempo, que es lo que verdaderamente cuenta. Luego nos ocuparemos del resto.

Si te cuesta encontrar ese equilibrio, sabé que es totalmente lógico, estamos acostumbrados a vivir en los extremos y no en los puntos de equilibrio, asique con paciencia y dedicación lo podemos lograr.

Solo necesitamos un plan de acción acorde a tus requerimientos y objetivos para que te acompañe esa “mayor parte del tiempo” que te conté para poder lograrlo. El plan de acción, es lo que llamamos “plan nutricional” o plan “estructurado” que elabora un profesional, conociendo tu situación actual y la situación deseada para acompañarte en ese proceso de cambio. 

Nosotros podemos ayudarte

Somos un grupo de profesionales, tres disciplinas unidas (nutricionistas, entrenadores y psicólogos), para cambiar los hábitos de las personas con el fin de ayudarles a conseguir un estilo de vida saludable. 

Mediante nuestros programas online de cambio de hábitos, buscamos de manera integral e interdisciplinaria cambiar / construir hábitos nutricionales y/o de entrenamiento desde una mirada completa, entendiendo al humano como un ser social y emocional con tiempos y necesidades únicas. 

Si querés aprender a lograr tus objetivos, te esperamos, podemos acompañarte.

 

Suscribirte

Por favor, llene el siguiente formulario para suscribirse a nuestro blog.