Lograr que tu familia coma saludable

Lograr que tu familia coma saludable

Ya no es necesario argumentar la importancia de la alimentación saludable. Por todos lados consumimos información sobre nuevas dietas, descubrimientos y  tendencias sobre nutrición. Sin embargo, a pesar de tener TANTA información disponible resulta muy difícil aplicar todos estos consejos. 

Me imagino que más de una vez hiciste el intento de empezar a incorporar algún alimento más sano en el menú familiar, pero es muy probable que te hayas encontrado con un piquete grupal en contra de los repollitos de bruselas y a favor de reincorporar tus milanesas napolitanas.  Entonces, ¿cómo hacer para cuidar a tu familia con alimentos saludables y mantener a todos contentos? 

comida_chatarra_SomosFit

Pretender que todos los integrantes de tu familia amen la ensalada de la noche a la mañana es la fórmula del fracaso. El secreto está en incorporar hábitos de a poquito. Acá te vamos a dar 4 estrategias nuevas para que coman comida casera, sana, y sin procesar durante la mayor parte del día. 

Primer truquito: ¡Desayuno sano para todos!

En Argentina no le damos mucha importancia al desayuno y está pésimo. Para los más chicos solemos optar por cereales súper azucarados con leche y si logramos que un adolescente se coma una tostada antes de salir somos las heroínas del grupo de madres. 

Pero no es una batalla imposible. Tratá de empezar por preparar un desayuno copado 2 días por semana, así no solo evitás el picoteo de golosinas antes del almuerzo sino que te aseguras de que arranquen el día comiendo sano y bien. 

IDEA SOMOSFIT: Si preparas tortillas de banana y avena el domingo y los freezás los podés descongelar en la heladera la tarde anterior y calentar en la sarten o microondas unos segundos.. Acompañalos con yogur casero y alguna fruta y tenés un superdesayuno fácil y tentador. Mirá la receta acá.

 

Truquito 2: Organizate con las viandas 

La pesadilla de la mayoría de las madres: Preparar la vianda para los chicos y adolescentes y ya no tan adolescentes que también pide un tupper para llevar al trabajo.

Esta tarea es un desafío que poco a poco empezamos a odiar y caemos en la repetición aburrida de un menú chatarra que mantiene a nuestros hijos conformes y a nosotras frustradas. Las empanadas, patitas y salchichas no tienen que ser completamente eliminadas del menú, pero hay que tratar de reducirlas lo más posible. 

IDEA SOMOSFIT: Muchas veces las comidas más sanas suenan aburridísimas, pero con un poco de maquillaje podés transformarlas en algo que tus hijos esperen con ganas y será un plato saludable y delicioso. Por ejemplo, no me sorprendería que tu hijo te revolee los ojos si le decís que hoy lleva un wok de pollo a la escuela.

Pero si a ese mismo wok lo metés en un par de rapiditas con un poco de queso ese wok sanísimo se convierte en unos tacos mejicanos mucho más compradores. Y si te animás a hacer unos panqueques con harina integral tenés un almuerzo 100% hecho en casa… pero riquísimo. Mirá la receta acá.

 

Truquito 3: Ganá la batalla de las gaseosas

La tarea de educar no es sencilla, ser madre hoy en día implica intentar cumplir muchísimos estándares contradictorios y imposibles de alcanzar.

Pero lejos de frustrarte, esto tiene que animarte a tratar, reconocerte humana y buscar de a poco tu manera de ser tu mejor versión. Con lo referido a la alimentación tenés que tratar de elegir cuál es la batalla que querés afrontar y nosotras te aconsejamos que sea esta. 

agua_SomosFit

Reservá las gaseosas sólo para ocasiones especiales.

No importa que sean sin azúcar, tienen un montón de «agregados» que pueden resultar, en exceso, muy nocivos para la salud de toda tu familia. Es imposible pretender que tus hijos no tomen nunca este tipo de bebidas pero podés eliminarlas de la rutina en tu casa. Así incluso si compran una gaseosa en el recreo vas a estar tranquila de que en una de las comidas del día tomen siempre agua.

Truquito 4: Fomentá el picoteo sano 

Absolutamente todas las madres escuchamos cosas como -“Ma, tengo hambre ¿qué puedo comer?”. Esa es una buena oportunidad para inculcar un hábito sano. No hace falta que les des arroz integral o apio para que coman bien. Podes reemplazar paulatinamente la calidad de los alimentos. 

IDEA SOMOSFIT: Si reemplazas 2 o 3 magdalenas repletas de azúcar por una banana o una manzana con una cucharada de dulce de leche estás incorporando un montón de fibra y nutrientes con una alternativa tentadora.

También podés reemplazar las papas fritas o palitos por frutos secos o chips de verdura caseros. Hacelos cortando zanahoria, batata, y remolacha muy finitos. Secálos en un horno bajo en una placa con rocío vegetal y poquita sal. 

Cómo ponerlo en práctica

Roma no se construyó de la noche a la mañana. Si querés cambiar los hábitos de tu familia el secreto es ir de a poco. Incorporá un truquito nuevo cada 15 días. Lo importante es que seas consistente con las conductas que propongas y con el tiempo vas a lograr que tu familia ame la comida saludable.

¿Querés más ideas? 

Nosotros podemos ayudarte. En nuestros programas de cambios de hábitos contamos con recetarios creativos que acompañan tu plan nutricional para que puedas lograr tus objetivos, no sólo aprendiendo a medir las porciones que tu cuerpo necesita, sino también incluyendo todos los alimentos esenciales. ¡Te esperamos!.

semana saludable

Suscribirte

Por favor, llene el siguiente formulario para suscribirse a nuestro blog.